Selección

Selección Genómica

Hypor ha sido la primera empresa en incluir la selección genómica en los programas de genética porcina existentes. Con esto hemos abierto la puerta a un desarrollo genético que integra el método BLUP y una comprensión más pormenorizada de la composición del ADN.

 

¿Qué es la selección genómica?

Nuestros expertos han sido capaces de integrar la variación genética intracamada en el proceso de selección. El uso de información sobre el ADN —un gran avance en el progreso genético— permite obtener el valor genético particular de cada individuo desde el mismo momento del parto. A partir de este momento, los lechones GGP de una camada determinada dejarán de ser lechones anónimos con un mismo valor genético estimado. Escoger al mejor lechón o a un cerdo promedio al azar dejará de ser la práctica habitual. De ahora en adelante, cada cerdo dispondrá de su propio valor genómico basado en su patrón de marcadores de ADN particular. Este valor genómico permitirá predecir con una precisión relativamente alta qué genes del cerdo merece la pena seleccionar.

Hypor Peter

Poner en práctica la teoría de manera que cada cliente obtenga los mejores resultados en cuanto a eficiencia y progreso genético.

Hypor Peter
Peter Derks
Manager of Selection and Breeding Coordination
Hypor drawing AI

BLUP

A lo largo del último siglo hemos pasado por varias eras en cuanto a las tecnologías aplicadas a la selección genética. Todo empezó con las mediciones de caracteres objetivos y desempeños propios a comienzos del siglo XX. En 1960 se introdujo la inseminación artificial y las primeras organizaciones privadas dedicadas a la genética empezaron a desarrollar programas profesionales de selección.

En la década de 1990, con el uso ya más generalizado de la informática, se acabó de desarrollar el índice BLUP (mejor predicción lineal no sesgada), que permitía utilizar datos genealógicos para calcular los valores genéticos y que supuso un enorme impulso en las investigaciones sobre caracteres reproductivos. Con el paso de caracteres únicos a caracteres múltiples llegaron también las líneas puras frente a las líneas de machos híbridas. La eliminación del estrés para mejorar la calidad de la carne —con la denominada prueba del halotano— supuso otro gran paso adelante. Entre los años 2000 y 2010 se empezó a combinar el índice BLUP con la tecnología de marcadores genéticos. Hoy en día los programas genéticos utilizan diversos marcadores y genes funcionales y, además, se vinculan a la información sobre el producto final manejada en los mataderos.

HG R&D handheld.jpg

Genealogía, ordenadores de mano y Bases de Datos

Como pilar fundamental de su programa de mejora genética, Hypor cuenta con granjas núcleo en Francia, Canadá y España, en las que cría sus líneas puras. En dichas granjas se miden y registran numerosos datos sobre los animales. El linaje y los caracteres de cada uno de ellos nos proporcionan muchísimos datos relevantes a nivel individual, como peso, índice de conversión, espesor muscular y grasa dorsal.

La información recopilada a lo largo de los años nos permite calcular el potencial genético de cada animal determinado (su valor genético). Gracias a estos valores genéticos, junto con la clasificación de cada animal en cuanto a conformación, podemos seleccionar a los mejores individuos y escogerlos como padres de la siguiente generación. El objetivo es incrementar el desempeño y, obviamente, el valor genético de la generación siguiente.

La base de datos, el software y los dispositivos portátiles que manejamos nos facilitan información de gran precisión con mucha más rapidez.

CCPS y testaje

Entre los años 2000 y 2010 se introdujo la Selección Combinada de Líneas Puras e Híbridas (CCPS). Esta metodología se refiere a la práctica de utilizar los datos obtenidos tanto de la descendencia pura como de la cruzada de un macho para determinar su potencial genético. La idea subyacente es que el potencial genético de un determinado verraco utilizado en la obtención de descendientes puros en el entorno de una granja núcleo no es necesariamente el mismo que el que ese mismo verraco tendría al cruzarlo. Así pues, de esto se deduce que la clasificación de tres verracos (por poner un ejemplo) puede variar si los evaluamos a los tres en cada uno de estos dos escenarios o en una combinación de ambos. En Hypor realizamos testajes continuos para actualizar nuestro conocimiento y superarnos cada día.

Hypor drawing selection checkmark

Objetivos de Selección

Estamos convencidos de que si logramos una genética equilibrada podremos alcanzar nuestro objetivo de producir cerdos con un estupendo desarrollo en cualquier entorno, lo que permitirá reducir los costes de la producción porcina. Una genética equilibrada incrementará la rentabilidad total del sistema en toda la cadena de valor. La cría de cerdos es una actividad compleja, pues implica controlar múltiples caracteres con un número ilimitado de configuraciones posibles. En nuestra opinión, centrarse en un único carácter o en tan solo unos pocos tiene serias desventajas. Las relaciones entre los distintos caracteres son de suma importancia a la hora de incrementar la rentabilidad total del sistema.

Hypor ha desarrollado un programa de selección basado en múltiples caracteres considerados importantes y ha logrado mejoras constantes para muchos de sus objetivos. Nuestro deseo es mejorar el desempeño general tanto de las madres como de los cerdos de cebo logrando un equilibrio tanto en las cerdas como en sus lechones.

Hypor drawing number one

¿Desea más información sobre nuestros programas de selección?

Contactar representante comercial local