Piglets_Eartag

Publicado el 5 de Junio de 2018

Un pequeño proyecto de trazabilidad que mantiene a los clientes de Hypor a la vanguardia

Hacer las cosas mejor y más rápido no es ninguna novedad para Hypor. Aun así, el proyecto actual que combina la utilización de crotales de ultra alta frecuencia con una app de vanguardia para incrementar la cantidad y calidad de los datos recogidos en granja supone una gran noticia para los clientes de Hypor.

Un reto de peso

Desde hace muchos años los ganaderos utilizan un tipo de etiquetas y crotales dotados de unos transpondedores de baja frecuencia que les permiten recopilar datos sobre reproducción y engorde. Si bien es un sistema preciso, el precio por cerdo de dicha precisión es elevado. Además, el peso del transpondedor hace que no resulte especialmente práctico en los lechones.

Así que Hypor decidió que tenía que haber una opción mejor y, mediante la colaboración con uno de sus principales clientes, la encontró.

«Hemos firmado un acuerdo con una empresa de integración porcina en España con el objetivo de facilitarles la recopilación e intercambio de datos», nos cuenta José María Requejo, director de Tecnología y Datos de Hypor.

En busca de soluciones

La primera idea fue recurrir a los transpondedores de ultra alta frecuencia que actualmente se emplean en el sector textil para controlar los stocks mediante el seguimiento de inventarios y volúmenes de ventas. Además de costar la mitad que el sistema de baja frecuencia, estos transpondedores son mucho más ligeros, con lo que se pueden emplear desde el nacimiento del lechón. Por otra parte, al utilizar ondas de radio sirven para hacer un seguimiento tanto de animales individuales como de grupos.

La combinación de esta tecnología con una nueva app para smartphones, permite a los ganaderos obtener las lecturas y realizar un seguimiento de todo su ganado. Es un avance realmente interesante para Hypor y, aún más, para sus clientes.

«Es algo totalmente nuevo en el sector porcino», nos dice José María Requejo.

Un gran paso que conlleva importantes beneficios

El nuevo sistema se está implementando en el mercado del cerdo ibérico en España. Este es un sector habituado a operar con métodos tradicionales, de manera que cambiarse al uso de transpondedores de ultra alta frecuencia y apps móviles supone dar un gran paso. Aunque, sin duda, merece la pena. 

Hypor Jose Maria Requejo Puerto

Pensando en la importancia que hoy en día tiene la trazabilidad, esta tecnología nos permite recopilar datos en tiempo real y con total transparencia de todo lo que sucede a lo largo de la cadena de integración. Mejorar la trazabilidad permite al sector aumentar la seguridad alimentaria y reforzar su reputación ante un consumidor cada vez más exigente.

Hypor Jose Maria Requejo Puerto
Jose Maria Requejo Puerto
Data & Technology Manager

Para Hypor, este nuevo abordaje supone reforzar su compromiso con la Rentabilidad Total del Sistema. Dado que el flujo de datos se produce en tiempo real, el ganadero sabe exactamente el stock que tiene en cada momento, lo que le permite optimizar los procesos y la gestión y, al mismo tiempo, minimizar sus costes de operación. Por otra parte, como la lectura de datos es automática, el proceso resulta extremadamente preciso y eficiente en cuanto a utilización de mano de obra. Este es un factor fundamental, ya que como puede confirmar cualquier persona de negocios, lo que produces no es más que un reflejo de lo que consumes.

Grandes esperanzas en la ultra alta frecuencia

Aunque por el momento este sistema de recopilación de datos tan solo se ha puesto en marcha en una granja pequeña, las perspectivas son halagüeñas. El uso del transpondedor y la app está permitiendo recoger datos de todos los animales desde el nacimiento hasta la salida a matadero, lo que proporciona transparencia plena al programa de selección y facilita la utilización de la información para objetivos diversos. Una vez probada en dicha granja, podrá extrapolarse esta tecnología (y las ventajas derivadas de ella) a otros lugares. Con esto, podemos decir que el proyecto se sustenta en los tres pilares constituyentes del compromiso de Hypor con sus clientes y con el sector porcino en general: innovación, colaboración y sostenibilidad.

Si todo sale según lo planeado, este avance logrado por Hypor y su socio proporcionará a los ganaderos lo que desean, al sector lo que necesita y al consumidor lo que demanda. A fin de cuentas, ¿qué más se puede pedir?