Bon Accord Overall

Publicado el 27 de Junio de 2019

La nueva granja núcleo se atreve a soñar Y cumple las expectativas

En la construcción de la granja núcleo ideal, ¿es más importante disponer de la mejor bioseguridad, tecnología, I+D o nutrición? La nueva granja núcleo Bon Accord de Ituna, Saskatchewan, no podía decidirse por un solo aspecto, así que la única solución era incluirlos todos. La granja de ciclo completo con 1.200 cerdas bisabuelas puede parecer estar en medio de ninguna parte, pero su capacidad de superar las expectativas en varios frentes la ha situado en el mapa del sector.

Tecnología

Como todo ganadero porcino bien sabe, este es un negocio muy competitivo, por lo que adoptar una mentalidad de alta tecnología resulta decisivo para el éxito. La granja de Bon Accord propiedad de Hypor incluyó desde el principio los mejores equipos y de última generación, desde la alimentación electrónica de los animales hasta la detección automática del calor. Mediante el uso de la tecnología más vanguardista, esta granja respalda el enfoque de Hypor en la mejora continua y la entrega del mejor producto, rendimiento y beneficio posibles a sus clientes.

Bioseguridad

Para los legos solo son letras, pero los productores porcinos leen desastre: PRRS; PEDv; ASF. Conservar el buen estado de salud de sus animales es fundamental para Hypor y sus clientes, lo que explica los rigurosos procesos y normas de bioseguridad de Bon Accord. Esta labor se centra en gran medida en el transporte de los cerdos, puesto que esta actividad supone la mayor amenaza para la transmisión de enfermedades. Tanto la política de «no contacto» a la hora de cargar y descargar a los animales, la limpieza y la desinfección obligatorias de los camiones que entran en la granja y el requisito de que las empresas de pienso asignen camiones específicos a Bon Accord son medidas adoptadas que se basan en la prevención.

Alimentación

En cualquier conversación sobre rentabilidad, el coste del pienso es uno de los principales temas y, por tanto, una prioridad fundamental de la nueva granja. Ahora, el problema está en cómo minimizar el gasto en pienso sin ralentizar la producción y los empleados de Hypor y el equipo de Bon Accord están trabajando duro para hallar una solución. Mediante una extensa automatización, la granja sigue de cerca y controla el consumo de pienso y la frecuencia, así como los hábitos alimenticios y el peso de las cerdas gestantes. A su vez, los datos recabados ayudan a impulsar el progreso en la eficiencia alimenticia y el crecimiento, dos pilares del programa genético de Hypor con un gran impacto en sus balances.

Bon Accord-1

Investigación y desarrollo

La clave para mantener la competitividad es el progreso continuo y ese progreso depende de una investigación y desarrollo excepcionales. Al igual que Hypor, la granja Bon Accord procura obtener grandes beneficios hoy sin perder de vista el mañana y este enfoque dual se plasma en cada movimiento.

Puesto que el alojamiento en grupos es el futuro, Bon Accord utiliza este método exclusivamente y da prioridad a las características decisivas para ese entorno como el comportamiento, la estructura de las patas y pezuñas y la destreza de la marcha. Dado que la diversidad, que requiere una población extensa, es fundamental para la mejora genética, esta granja prima la diversidad trabajando con una población de 1.200 animales.

Rentabilidad Total del Sistema

Alimentar al mundo es una aspiración noble, pero que solo puede mantenerse a través de la rentabilidad. Con esa premisa en mente, el diseño, la tecnología y las prioridades de Bon Accord reflejan el compromiso de esta granja con el apoyo a los productores en varios ámbitos. Tanto la calidad de su ganado como la calidad de su equipo son elementos que permiten a la granja recopilar más datos y ayudar a seleccionar a los mejores animales. La configuración de la explotación ayuda a criar cerdas que sobresalen en un sistema de alojamiento en grupos, dejando a Hypor y a sus clientes en buena posición para seguir el ritmo de la tendencia global.

Al igual que Bon Accord es importante por lo que hace y lo que ofrece, la explotación también es significativa por lo que dice de la empresa en su conjunto. La base de clientes de Hypor se está ampliando y esta iniciativa forma parte de una campaña agresiva para satisfacer las crecientes necesidades de esa base.

El pasado 11 de marzo, se trasladaron las primeras cerdas al nuevo núcleo. Al igual que las recientes renovaciones de núcleos de Francia fueron un aval del potencial de ese mercado, Bon Accord supone una gran inversión y la creencia en la solidez y la promesa del sector en Norteamérica.

Cuando esta iniciativa de reconstrucción haya terminado, Hypor destinará su atención a proyectos similares en España y Estados Unidos, así como una segunda empresa en Canadá. En su conjunto, estas labores integran la base del programa Vision 2020 de Hypor y su compromiso con una reforma exhaustiva de la capacidad de núcleos de la empresa.

Entonces, quizá no se pueda tener todo en la vida, pero sí la mejor tecnología, bioseguridad, nutrición e I+D bajo un mismo techo; sin duda, eso será lo mejor.