Bon Accord facility

Publicado el 7 de Febrero de 2019

La nueva granja de porcino que alimenta la necesidad de progreso

Dentro del campo de la producción porcina, unas áreas son más importantes que otras. La nutrición, no obstante, es siempre una de las prioridades. Un ganadero puede escatimar en algunas cuestiones; pero emplear un pienso nutritivo y de la mejor calidad para la alimentación de sus cerdos es un factor esencial que repercute claramente en sus ingresos. Desgraciadamente, los elevados costes del pienso pueden ser una de las principales causas de merma de sus beneficios. Reducir dichos costes al mínimo sin sacrificar la producción es el principal objetivo que se pretende alcanzar con el nuevo núcleo Bon Accord en Ituna, en la provincia canadiense de Saskatchewan.

Las nuevas instalaciones, con un diseño de vanguardia y equipadas con la última tecnología, permitirán a Hypor doblar el número de madres con que cuenta en Canadá. La mayor parte de la tecnología allí empleada busca lograr avances en el terreno de la alimentación animal.

Desde un punto de vista nutricional, en la granja se podrá recopilar una gran cantidad de datos relativos a consumo de pienso, hábitos alimenticios, índice de conversión y pautas de crecimiento de los cerdos.

Greg 1592.jpg

Además de los sistemas tradicionales de recopilación de información, estamos probando otras tecnologías que nos permitan ser más eficientes y capturar datos en lugares en los que hasta ahora resultaba imposible

Greg 1592.jpg
Greg Simpson
Director general - América del Norte, Hypor

Por poner un ejemplo, en Bon Accord se registrarán datos como el consumo de pienso durante la lactación en el momento del parto y el consumo de pienso durante la gestación por ciclo. También es posible ofrecer distintos piensos según la fase u optar por piensos compuestos. Los últimos avances en automatización que incorpora la nueva granja permiten recopilar datos en tiempo real, con lo que el personal puede llevar un control y hacer un seguimiento muy detallado del consumo de pienso, los hábitos alimenticios, la frecuencia y el peso de cada cerda durante la gestación.

Si partimos de la base de que el saber es poder, la nueva granja y su equipamiento son uno de los mejores aliados en la carrera de Hypor hacia el progreso.

«El núcleo Bon Accord nos permite entender mucho mejor cuál es la manera más eficiente de alimentar a nuestros animales. La eficiencia alimenticia y el crecimiento son dos de los elementos más importantes de nuestro programa genético, y la nueva granja contribuye a ganar en eficiencia».

Dado el impacto de los costes del pienso en nuestro sector, la importancia del núcleo Bon Accord para la Rentabilidad Total del Sistema es clara. El pienso supone entre un 70 % y un 80 % de los costes de poner a un cerdo en el mercado, de manera que lograr un consumo más eficiente y saber cómo proporcionar la alimentación adecuada a cada animal y en el momento más conveniente repercutirá enormemente en el beneficio del ganadero.

Bon Accord cuenta con todo lo necesario para, tanto a corto como a largo plazo, ejercer un considerable impacto en la comunidad local y en el sector porcino en su conjunto.

«Los habitantes de esta zona están entusiasmados con las oportunidades laborales que les ofrece el proyecto. Desde el punto de vista del sector, es alentador pensar en las inversiones futuras que esto implicará para la industria porcina, sobre todo en la parte occidental de Canadá. En los últimos tiempos, no se han construido muchas nuevas granjas en la región; pero esta apunta claramente hacia un futuro prometedor».

Es, también, una pieza clave del rompecabezas a la hora de ofrecer una gran ventaja competitiva tanto para Hypor como para sus clientes. Cualquiera que quiera formar parte del grupo de actores principales en el panorama genético mundial tendrá que contar, forzosamente, con unas pautas claras de nutrición y alimentación en su granja. Uno de los factores clave para el éxito de las empresas genéticas es saber cómo exprimir al máximo el potencial de un animal a nivel comercial.

«El proyecto de la granja Bon Accord abre una amplia gama de posibilidades de lo más interesantes. Cuando se tiene tanto espacio y tal acceso a las últimas y mejores tecnologías, es imposible determinar todo el potencial que esto implica en la actualidad; pero lo que sí sabemos es que nos abre numerosas puertas».

Dado que el éxito de una empresa significa el éxito de sus clientes, muchas de esas puertas abiertas deberían llevar también a más oportunidades para los clientes de Hypor.