Hypor collaboration

Publicado el 30 de Abril de 2019

Juntos, mejor: la creación de alianzas como clave para el progreso porcino

Al igual que un paseo por la playa o una cena a la luz de las velas, la investigación siempre sale mejor en compañía de otro. Dada la cantidad de tiempo, dinero y conocimiento necesarios para lograr el progreso genético, hoy en día trabajar en equipo es un elemento indispensable para alcanzar el éxito en el sector porcino. Ya sea en América del Norte o en Europa, independientemente de si nuestro socio es una entidad privada, una universidad, una administración o una mezcla de varios, la colaboración con otros ofrece a cualquier empresa de genética un rico caudal de información para la producción de cerdos que resultarán mejores tanto para el ganadero como para el consumidor.

América del Norte

«La mayoría de mis compañeros está totalmente centrada en gestionar los programas de selección y en responder a las necesidades genéticas de nuestros clientes, así que básicamente no le queda tiempo para la investigación de base», nos dice el Dr. Patrick Charagu, genetista sénior de Hypor. «Pero el problema es que, al final, de esa investigación es de la que surgen las nuevas herramientas o los nuevos datos aplicables a los programas de selección y al desarrollo de mejores productos».

Así pues, la pregunta clave es cómo generar un conocimiento nuevo que contribuya a acelerar el progreso; y la respuesta es mediante la colaboración.

«Formamos parte activa de un par de alianzas», dice el Dr. Charagu. «Hypor lleva muchos años trabajando con varios profesores de la Universidad de Alberta. Durante todo este tiempo, les hemos proporcionado material genético gratuito para utilizar en sus unidades de investigación aplicada. Ellos, a cambio, han compartido parte de sus descubrimientos con nosotros, sobre todos los relacionados con investigaciones relativas a los principios básicos de la reproducción».

Gracias a su colaboración con la Universidad de Alberta, Hypor está recopilando datos muy valiosos sobre distintos aspectos reproductivos de las líneas maternas, que arrojan luz sobre cuestiones subyacentes relacionadas con el peso al nacimiento y con la fertilidad, tanto de machos como de hembras.

Durante los últimos años, también con la Universidad de Alberta, hemos trabajado en proyectos relacionados con la calidad de la carne, otro de los elementos fundamentales para nuestros clientes. Con estos proyectos, Hypor está adquiriendo un conocimiento cada vez mayor sobre el funcionamiento de la genómica y los marcadores genéticos, así como sobre las mejores maneras de aplicar la genética para la mejora de la calidad cárnica en sus programas de selección.

La Universidad de Saskatchewan, en la provincia vecina, es otro de nuestros principales socios de investigación. Allí han utilizado el material genético proporcionado por Hypor para analizar distintos aspectos relacionados con enfermedades y estudiar los problemas que presentan los pesos bajos al nacimiento en lechones.

piglet tag

Una apuesta fuerte

«La mayoría de mis compañeros está totalmente centrada en gestionar los programas de selección y en responder a las necesidades genéticas de nuestros clientes, así que básicamente no le queda tiempo para la investigación de base», nos dice el Dr. Patrick Charagu, genetista sénior de Hypor. «Pero el problema es que, al final, de esa investigación es de la que surgen las nuevas herramientas o los nuevos datos aplicables a los programas de selección y al desarrollo de mejores productos».

Así pues, la pregunta clave es cómo generar un conocimiento nuevo que contribuya a acelerar el progreso; y la respuesta es mediante la colaboración.

«Formamos parte activa de un par de alianzas», dice el Dr. Charagu. «Hypor lleva muchos años trabajando con varios profesores de la Universidad de Alberta. Durante todo este tiempo, les hemos proporcionado material genético gratuito para utilizar en sus unidades de investigación aplicada. Ellos, a cambio, han compartido parte de sus descubrimientos con nosotros, sobre todos los relacionados con investigaciones relativas a los principios básicos de la reproducción».

Gracias a su colaboración con la Universidad de Alberta, Hypor está recopilando datos muy valiosos sobre distintos aspectos reproductivos de las líneas maternas, que arrojan luz sobre cuestiones subyacentes relacionadas con el peso al nacimiento y con la fertilidad, tanto de machos como de hembras.

Durante los últimos años, también con la Universidad de Alberta, hemos trabajado en proyectos relacionados con la calidad de la carne, otro de los elementos fundamentales para nuestros clientes. Con estos proyectos, Hypor está adquiriendo un conocimiento cada vez mayor sobre el funcionamiento de la genómica y los marcadores genéticos, así como sobre las mejores maneras de aplicar la genética para la mejora de la calidad cárnica en sus programas de selección.

La Universidad de Saskatchewan, en la provincia vecina, es otro de nuestros principales socios de investigación. Allí han utilizado el material genético proporcionado por Hypor para analizar distintos aspectos relacionados con enfermedades y estudiar los problemas que presentan los pesos bajos al nacimiento en lechones.

El plan de beneficios

Hypor continúa trabajando con la industria, universidades y la administración en busca de nuevas oportunidades. Pero, además, tiene un criterio clave a la hora de escoger a sus socios y decidir en qué proyectos embarcarse: este proyecto de investigación, ¿beneficiará de forma importante al ganadero?

«Participar en cualquier proyecto de investigación nos permite aumentar nuestro nivel de concienciación sobre distintos aspectos de vanguardia, y de ello derivamos algún aprendizaje que podemos incorporar a nuestros programas de selección y utilizar para desarrollar un producto mejor. Por ejemplo, si logramos descifrar cuál es la característica genética que determina la calidad de la carne, podremos hacer una selección basada en dicho atributo y, con ello, tanto las empresas transformadoras como el consumidor obtendrán los mejores frutos».

Del mismo modo, si somos capaces de descubrir la mejor manera de mitigar los efectos de los pesos bajos al nacimiento asociados a las camadas más grandes, lograremos que el ganadero se beneficie de la obtención de menos lechones de bajo peso y, así, consiga manejar más fácilmente su explotación.

R&D patrick c.jpg

Cada vez que una de estas alianzas arroja resultados, podemos decir que ganamos una nueva herramienta con la que mejorar los beneficios de nuestros clientes. Y, al final, de esto es precisamente de lo que se trata.

R&D patrick c.jpg
Dr. Patrick Charagu
Senior Geneticist swine Hendrix Genetics