Bon Accord January 1

Publicado el 22 de Enero de 2019

I+D a la cabeza en la granja Bon Accord

La genética porcina es una carrera de fondo en la que no puedes quedarte atrás. El progreso, de hecho, suele implicar estar en el lugar correcto en el momento adecuado. Y eso es precisamente lo que hemos conseguido con el nuevo núcleo Bon Accord en Ituna, en la provincia canadiense de Saskatchewan.

Hypor está plenamente comprometida con la investigación y el desarrollo, y la nueva granja lo ejemplifica a la perfección.

Uno de los aspectos más destacados de Bon Accord, con 1.200 cerdas en ciclo cerrado, es su excelente nivel de bioseguridad. Durante los últimos 34 años, Hypor ha gestionado varias granjas núcleo en esta zona sin tener que enfrentarse a un solo problema sanitario, un hecho que se mantiene en las nuevas instalaciones.  

R&D patrick c.jpg

Desde el punto de vista de la mejora genética, la bioseguridad es un aspecto importante, ya que garantiza un entorno estable en el que evaluar a nuestros animales a lo largo del tiempo, sin el riesgo del sesgo introducido por cualquier problema sanitario.

R&D patrick c.jpg
Dr. Patrick Charagu
Senior Geneticist Hypor
Bon Accord January 3

Si queremos realmente destacar en I+D, es fundamental mirar siempre hacia el futuro. En el sector porcino, ese futuro gira en torno al alojamiento en grupos, algo claramente reflejado en la filosofía puesta en marcha en Bon Accord.

«Dado que las cerdas se alojan en grupo, mediante un sistema de estabulación libre, y teniendo en cuenta que este es el sistema que, por ley, todo el sector tendrá que adoptar próximamente, algunos caracteres a los que a día de hoy apenas damos importancia o de los que ni siquiera somos muy conscientes, adquirirán mayor relevancia», nos cuenta el Dr. Charagu. «Me refiero a caracteres como el comportamiento de los animales (agresividad, socialización), la estructura de sus aplomos o su destreza en la marcha».

En Bon Accord solo habrá líneas maternas (Large White y Landrace). En estas líneas, la longevidad es un carácter especialmente relevante, muy fuertemente correlacionado con la estructura de los aplomos. Así, las nuevas instalaciones Hypor dispondrán de un elevado número de madres seleccionadas en el entorno de un sistema de alojamiento en grupo, lo que le permitirá evaluar mejor su capacidad física.

Por supuesto, uno de los factores más determinantes a la hora de lograr una mejora genética es la diversidad, y para alcanzarla es necesario contar con una población de gran tamaño. 

R&D patrick c.jpg

Con Bon Accord podremos alcanzar una población núcleo de 1.200 reproductoras, lo que nos permitirá dar cabida a una enorme diversidad y aumentar nuestras oportunidades de mejora.

R&D patrick c.jpg
Dr. Patrick Charagu
Senior Geneticist Hypor
Bon Accord January 2

Como acicate a dicha mejora, contamos con los últimos avances tecnológicos, que nos permitirán obtener mediciones de la máxima precisión e implementar los más recientes desarrollos, como el fenotipado de animales y el registro de parámetros ambientales. Por poner un ejemplo, la granja Bon Accord está preparada para la instalación de sensores que permiten registrar la temperatura (tanto ambiente como de los animales) y la calidad del aire. Además, la recogida de los datos necesarios para la evaluación animal estará mucho más automatizada, lo que reforzará aún más la precisión del fenotipado.

Como siempre, la Rentabilidad Total del Sistema ha sido el principio rector en el diseño de las nuevas instalaciones y su apoyo en la investigación y el desarrollo.

«La mayoría de los caracteres en los que se centra nuestro programa genético son lo que denominamos “caracteres de valor económico”. La tecnología escogida en Bon Accord para generar más datos con mayor precisión, además del gran tamaño de su población, nos permitirá obtener un progreso genético mucho más rápido para muchos de los caracteres de nuestro programa. A su vez, esto da lugar a un mayor número de cerdos eficientes en distintos aspectos (tamaño de camada, supervivencia, crecimiento, utilización de pienso), lo que se traduce en más rentabilidad a lo largo y ancho de toda la pirámide de suministro».

En un mundo como el de la genética porcina, que evoluciona a tal velocidad, puede que estar a la cabeza en cuanto a investigación y desarrollo no lo sea todo; pero si lo comparamos con estar a la cola, sin duda es mucho más emocionante, más rentable, y ofrece un punto de vista mucho mejor.

Artículos relacionados

, by
Reforzar las medidas de bioseguridad para garantizar un suministro seguro a nivel mundial

Con frecuencia comentamos la necesidad de adoptar acciones que permitan poner en práctica nuestro compromiso con el bienestar animal. Del mismo modo, la bioseguridad es otra de las áreas en las que...

Mercado de EE. UU. lleno de carne de cerdo y potencial

Cuando tome el tercer país más grande del mundo, agregue una industria porcina dinámica y mezcle un apetito por el crecimiento, tendrá una receta para el éxito. Para aquellas compañías genéticas qu...

La aplicación agrega precisión a la decisión de cría

En estos días, la lista de aplicaciones que puede descargar es interminable, pero para los productores de carne de cerdo, una que mejore las decisiones de reproducción puede no tener precio. Con es...