MAGNUS BOAR GROUP PEN 3718 no eartag.jpg

Publicado el 29 de Octubre de 2019

Nada puede compararse con Hypor Kanto

Dicen que las cosas buenas vienen de a en tres, y Kanto es el ejemplo perfecto, ya que ofrece crecimiento, calidad y consistencia todo en uno. Dadas las excelentes características de esta línea de sementales de Duroc, no es de extrañar que cuando se enfrenta a otra línea de sementales otros finalizadores, no hay competencia que pueda seguirle el ritmo. Esto fue exactamente lo que sucedió en un ensayo reciente caso de destete para finalizar un ensayo en un “wean to finish” en los Estados Unidos entre Hypor Kanto y un Competidor Z, otra línea de sementales de Duroc que hay en el mercado que también tiene como principal objetivo garantizar la calidad de la carne.

La calidad importa

En un sector en el cual los precios, las condiciones del mercado y las demandas de los consumidores cambian continuamente, hay una constante: la calidad es lo que importa.

Hypor entiende que tanto los productores, como los procesadores y los consumidores tienen altos estándares, y ahí es donde entra en juego Hypor Kanto, la mejor solución de Hypor en cuanto a carne de alta calidad, un producto que se dirige permite a aquellos los clientes que pueden ganar más por la calidad de la carne, y a los procesadores que desean poder dirigirse a los consumidores que están dispuestos a pagar por esa calidad.

«La idea hoy en día es intentar establecer un sistema de clasificación estandarizado para el porcino, de manera que el consumidor tenga la opción de pagar más si desea adquirir un producto de mayor calidad, comenta la doctora Emily Miller, Directora de producto en Hypor. «Somos la única empresa genética global con una línea de este calibre estas características. Ya a día de hoy, el Hypor Kanto es la línea de verracos de elección para quienes buscan lo mejor: el mercado japonés y otros mercados de exportación, los mejores restaurantes y tiendas más selectas y, todavía más importante, nuestros clientes».

En comparación con el Competidor Z, los lechones Hypor Kanto mostraron mejor color y marmoleo marmoreado, y menores pérdidas por goteo. De nuevo, en aspectos tales como la calidad, con gran efecto repercusión sobre resultados finales, Hypor Kanto ha resultado ser el vencedor.

El tamaño importa

Un crecimiento excepcional significa más rotaciones por año en su explotación o canales más grandes en un período de tiempo determinado, lo mire por donde lo mire, Hypor Kanto proporciona más beneficios. Al tratarse de la línea de machos finalizadores de más rápido crecimiento de Hypor, los lechones de Hypor Kanto ya tenían un peso superior desde el comienzo de este ensayo, a la misma edad que los lechones de la competencia. Esto se debea sus elevados pesos al nacer nacimiento y a su fuerte elevado crecimiento durante la gestación en las cerdas.

En la fase de cría lechonera, Hypor Kanto venció a la competencia en todo momento al producir animales que con un peso inicial superior (ventaja de 1,5 kg/lechón[3,3 lb/lechón]) y un peso final superior (ventaja de 2,5 kg/lechón [5,5 lb]) que el competidor Z. Los lechones descendientes de Hypor Kanto también demostraron una mayor ganancia media diaria (GMD), y además, para los clientes que no disponen de mucho espacio, un crecimiento más rápido es una enorme ventaja.

Por supuesto, la ventaja de Hypor Kanto en la lechonera fase de cría tan solo fue el comienzo. En la fase de engorde-cebo, Hypor Kanto obtuvo también mejores resultados, comenzando con una ventaja de 2,5 kg/lechón (5,5 lb/lechón) y finalizando con una ventaja de 3,9 kg/lechón (8,6 lb/lechón).n. Sea cual sea el funcionamiento de su explotación, ese peso inicial superior le proporciona una enorme ventaja. En un sistema de peso fijo, esto significa que sus animales saldrán del establo de la nave antes, y en un sistema de tiempo fijo, obtiene canales de mayor tamaño.

Además, el número de lechones muertos bajas del Competidor Z fue superior, y otros tuvieron que ser sacrificados por tener un peso demasiado bajo. Los lechones Animales perdidos son ganancias perdidas, por lo cual tanto, cuantos más lechones Hypor Kanto tenga en su establo, más dinero tendrá en su bolsillo.

Dicen que «el tiempo lo es todo», y aquí también resultó vencedor Hypor Kanto. Los lechones descendientes de Hypor Kanto salen del establo 4 días antes que los del Competidor, basándose en un peso final fijo objetivo de 130 kg (287 lb). Esto significa un ahorro de 0,72 por coste plaza cebo, lo que puede suponer una enorme diferencia en su resultado final.

En el caso del ganadero, la combinación de crecimiento rápido y calidad de carne extraordinaria que ofrece el Hypor Kanto le permite mantener los costes al mínimo y, al mismo tiempo, posicionarse de cara a la obtención de primas por los cerdos que ponga en el mercado en los próximos años. Si todo esto le parece difícil de superar, comprenderá cómo se puede sentir la competencia.

¿Interesado en descubrir lo que puede aportarle el Hypor Kanto? Póngase en contacto con el representante comercial local de Hypor.