Biosecure HG

Publicado el 15 de Mayo de 2018

Cómo reforzar los objetivos sanitarios del sector mejorando la bioseguridad

Desde el año 2016 un equipo central de Hendrix Genetics viene trabajando en cuestiones relativas a cómo mejorar la bioseguridad a nivel mundial. ¿Cómo podemos hacer frente a los retos que suponen las enfermedades que afectan a aves y porcino? Las propuestas habituales giran en torno a cómo mejorar la resistencia genética. Hoy, sin embargo, queremos centrarnos en otras cuestiones que están al alcance de todos: cómo ampliar nuestras medidas de bioseguridad. 

Participación activa en la lucha contra las enfermedades

Entre las principales enfermedades que afectan a pavos y ponedoras se encuentra la gripe aviar, mientras que el porcino lucha constantemente contra la peste porcina africana y la diarrea epidémica porcina. Durante el proceso de desarrollo de los procedimientos normalizados de trabajo globales, se realizó una comparativa de los protocolos existentes a nivel mundial. La adopción de protocolos unificados para cada especie facilita el desarrollo de normativas y contribuye a generar mayor entusiasmo y compromiso entre personal contratado y en prácticas, al tiempo que permite realizar comparativas entre una amplia gama de operativas diferentes. Evaluar y comparar resultados hace que todo parezca más real. Y, con ello, la cadena de valor de la proteína animal acaba generando un entorno más sano y seguro tanto para las personas como para los animales. 

Prácticas ganaderas

La lucha contra las enfermedades es complicada. Los gérmenes cambian y evolucionan constantemente y, por lo tanto, de cara al futuro nuestras instalaciones tendrán que cumplir al 100 % con el programa de bioseguridad que estamos implantando. Hay que incorporar este programa al diseño de las instalaciones, además de concienciar a todo el personal de la importancia de respetar los procedimientos normalizados de trabajo.

¿Quiere saber qué puede hacer usted? Permita que nuestros expertos compartan sus procedimientos para que usted pueda desarrollar los suyos propios.

Nuestro equipo

Hemos charlado con Bart Stokvis, responsable del programa de bioseguridad para ponedoras; Wouter Deley, responsable del programa para porcino; y Simon Mouchel, coordinador del programa para pavos. El equipo se ha centrado en cuestiones relativas a cómo se ha ido implantando el programa, los retos encontrados y las posibilidades en cuanto al desarrollo de nuevas medidas de bioseguridad de cara al futuro.

Hypor Wouter

Las cuestiones de bioseguridad solían ocupar un puesto muy bajo en la escala de prioridades tenidas en cuenta durante el diseño de las instalaciones, algo que no ayudaba mucho a la integración de protocolos. Ahora, sin embargo, me implico en ello desde el principio, lo que demuestra el compromiso de la dirección con el tema de la bioseguridad y repercute en la mejora de las inversiones a largo plazo

Hypor Wouter
Wouter Deley
VET swine

Gestión de diferencias entre distintas prácticas

Las prácticas ganaderas varían según la especie. En el caso del porcino, la única opción que tenemos es la prevención. En cuanto se produce un brote de cualquier enfermedad, ya no podemos vacunar, ni tampoco erradicar por completo la explotación. Una granja con presencia de enfermedades verá reducido su estatus sanitario, y para nuestros clientes contar con rebaños con un elevado nivel sanitario debe ser un hecho. En otras palabras, los retos a los que deban hacer frente no deberían afectar ni al producto final ni a sus servicios.  El estatus sanitario de los reproductores es siempre el mismo. En cuanto a la cabaña, hacemos un control permanente de su estado de salud e intentamos garantizar que este se mantenga en niveles elevados. El programa de bioseguridad que hemos desarrollado incluye una formación específica para todo nuestro personal, que ha sido diseñada conjuntamente por nuestros técnicos y encargados de recursos humanos con el objetivo de explicar a todos nuestros trabajadores por qué este programa es tan importante y animarlos al cumplimiento rutinario de los procedimientos normalizados de trabajo. Para asegurar su máxima eficacia, el programa de formación tiene en cuenta las diferencias culturales entre unos países y otros. 

Bart Stokvis colleague layers

La presión continua y elevada que supone la presencia de enfermedades lleva a un desarrollo cada vez mayor de medidas de bioseguridad. Hace que nuestro personal tenga que pensar en posibles nuevos riesgos y buscar nuevas soluciones

Bart Stokvis colleague layers
Bart Stokvis
VET Layers

Mejora del intercambio entre protocolos

Aunque existen muchas diferencias entre los protocolos para unas especies y otras, de cara al futuro podría resultar útil colaborar e intercambiar ideas respecto de áreas comunes. Por poner un ejemplo, una de las áreas en las que se podría intentar avanzar conjuntamente en todos los protocolos es la que tiene que ver con la limpieza de las granjas.   

Adopción de medidas diversas

Cada uno de los programas de bioseguridad para las distintas especies incluye ya una amplia gama de medidas. Algunas son muy básicas, como por ejemplo proporcionar protección para pies y manos a todo el personal que trabaja en contacto con los animales. Por otro lado, hay enfermedades contra las que es más difícil luchar que otras. Además, hay distintos tipos de enfermedades que afectan de manera diferente a unas especies u otras.

Para las ponedoras, por ejemplo, una de las amenazas más habituales es la gripe aviar, fácilmente presente en su entorno. El programa de formación nos permite subrayar estos hechos y garantizar que el personal entiende lo importante que resulta respetar las medidas de bioseguridad establecidas. En el caso del porcino, las medidas más relevantes tienen que ver con el transporte. Invertir en procesos más adecuados para la limpieza de los camiones que transportan a los animales, con sistemas de aplicación de calor a 60°-65° para eliminar los agentes patógenos, sería una medida realmente útil. El protocolo actual exige, para garantizar la eliminación de cualquier posible patógeno, la desinfección de los camiones y su permanencia sin cerdos durante dos días. Esto supone un gran coste, que se podría eliminar si se aplicase un sistema de limpieza por calor que permitiese mantener un uso continuo de los camiones. 

Retos para el futuro

Una vez implantado y auditado, habrá que realizar los ajustes necesarios para continuar mejorando el programa de bioseguridad. Con casi toda probabilidad el control de enfermedades estará sujeto a cada vez más retos.

A esto se suman los cambios en el campo de la sanidad animal, como la legislación creciente relativa al uso de antibióticos, o la influencia que los actuales mercados centrados en el consumidor tienen sobre la bioseguridad, con cuestiones como el incremento de la demanda de pollos y cerdos criados en libertad que, si bien pueden servir para mejorar el bienestar animal, tienen también un gran impacto en cuestiones de bioseguridad.

En lo que afecta a los pavos, hay innovaciones en el sector químico que podrían servir para desarrollar detergentes más ecológicos e incluso más eficaces contra los patógenos, lo que sería mucho mejor y más saludable tanto para el personal que trabaja en nuestras granjas como para el ganado.

La cría de ganado en libertad es una demanda cada vez mayor, y ello hace que nuestro programa de bioseguridad tenga que contemplar también cómo interactuar con las poblaciones comerciales que rodean nuestras granjas.

Simon Mouchel

Es fundamental colaborar con este tipo de producción al aire libre para encontrar la manera de integrar sus actividades en nuestra zona de producción. Nuestro objetivo es establecer un sistema eficaz de control de enfermedades y lograr que este sea aplicable para nuestros clientes

Simon Mouchel
Simon Mouchel
VET Turkeys

Como parte fundamental de nuestro programa de desarrollo continuo, pretendemos implantar las medidas de bioseguridad en todas nuestras instalaciones y para todas las especies. La intención es también revisar estas medidas periódicamente y ajustarlas cuando sea necesario con el objetivo de mejorar nuestros niveles de bioseguridad y los de nuestros clientes. En la actualidad, los procedimientos normalizados de trabajo que Hendrix Genetics está desarrollando son más exigentes que las disposiciones nacionales de cada país.