Sustainable Swine Breeding

Publicado el 18 de Enero de 2022

Los pioneros en genética porcina sostenible

La evolución de una genética equilibrada hacia otra sostenible era un paso totalmente lógico. Hypor, la unidad de porcino de Hendrix Genetics, lleva muchos años trabajando en el desarrollo de un programa genético equilibrado, y clara muestra del fruto de ese trabajo es nuestro catálogo de productos, que genera rentabilidad para toda la cadena de producción. El paso a una genética porcina sostenible no hace más que reforzar esta filosofía, al garantizar que nuestros productos satisfacen las necesidades actuales y crecientes de que la cadena de valor porcina resulte viable desde el punto de vista económico, aceptable desde el punto de vista social y sostenible desde el punto de vista medioambiental. Como líderes mundiales que somos, marcamos el camino hacia una sostenibilidad económica, social y medioambiental, una evolución que a día de hoy es más importante que nunca.

La economía como base de apoyo

La economía es realmente importante tanto para garantizar la solidez del sector porcino como para estimular el desarrollo en cada una de las fases de producción. El progreso genético que buscamos en Hypor con nuestras cerdas, nuestros lechones, nuestros cerdos de cebo y nuestra carne de porcino genera beneficios y ganancias para toda la cadena de valor del porcino. Nuestra filosofía de selección empieza con una cerda tranquila y eficiente (desde el punto de vista del consumo de pienso), de fácil manejo y con capacidad para destetar a sus propios lechones, todo ello acompañado de una larga vida reproductiva. La mano de obra en el sector ganadero es un bien escaso, por lo que deberíamos poder prescindir de ella en tareas que una cerda seleccionada por su carácter autónomo y autosuficiente puede realizar por sí misma. Parte de esa autonomía viene dada por el hecho de que las cerdas tengan un número adecuado de tetinas, que les permita ofrecer a sus lechones un calostro de calidad y la leche suficiente para que crezcan sanos y fuertes.

Otras de las características fácilmente vinculables a la viabilidad económica de una explotación son las relacionadas con la calidad de los lechones, como su peso al nacimiento y uniformidad. Las investigaciones realizadas demuestran que aquellos lechones nacidos con más peso tienen más probabilidades de sobrevivir, de crecer más rápido y de alcanzar un valor completo en su salida a matadero. El estándar que hemos establecido en Hypor y que hemos alcanzado a día de hoy en cuanto a peso al nacimiento de los lechones sostenible es de 1,5 kg (3,3 lb). El otro factor importante en cuanto a la calidad de los lechones es su uniformidad dentro de una misma camada. El énfasis puesto por nuestro programa de selección en lograr una mayor uniformidad al nacimiento permite mantener esa uniformidad a lo largo de toda la vida de los cerdos. Así, los cerdos de cebo logrados serán también más uniformes y nuestro catálogo de productos nos permitirá ofrecer animales con un crecimiento más sólido y un índice de conversión más sostenible que suponen un valor completo desde el destete hasta el cebo. Nuestro objetivo es alcanzar valores máximos en la puntuación de salida a matadero gracias a unas excelentes características de la canal, lo que incluye un alto rendimiento de la canal, poca pérdida por goteo, el nivel adecuado de espesor muscular y espesor de grasa y una carne con un buen porcentaje de magro y el color y veteado deseables en cualquier mercado.

Hypor support people

La sostenibilidad social como foco de atención

Al incluir entre nuestros criterios de selección factores que potencian que los animales sean autosuficientes y tengan capacidad para prosperar en cualquier entorno nos aseguramos también de que estamos sentando nuevas bases en cuanto a sostenibilidad social. Que los animales puedan ocuparse de sí mismos, con menos necesidad de intervención o apoyo, es un elemento importante para la sostenibilidad social de la producción ganadera. Y ello incluye el contar con cerdas con buenos resultados en cualquier sistema de alojamiento, puesto que cada vez en más partes del mundo se recurre o recurrirá a sistemas de estabulación libre en la gestación y el parto.

En cualquier camada, los lechones viables con pesos al nacimiento más altos y uniformes tienen más probabilidades de sobrevivir. Hoy en día tenemos ya muy pocos lechones nacidos con pesos bajos, lo que significa que la competencia por las tetinas está más equilibrada y que las necesidades en cuanto a manejo, adopciones y cuidados de lechones pequeños son menores. Todos estos factores dan lugar a una cabaña de cerdos más sanos y felices. Pero es que, además, estamos investigando nuevas tecnologías genéticas para eliminar tratamientos como la castración, así como otros métodos basados en sensores y sistemas de visión con los que evitar la necesidad de recurrir al corte de colas. Al fin y al cabo, nuestro verdadero compromiso con el consumidor pasa por ofrecerle una carne de cerdo sabrosa y nutritiva, algo que debemos mantener a la par que la aceptación social se inclina por prácticas de cría y ganadería sostenible.

La reducción del impacto ambiental

Dado que todos compartimos esta responsabilidad, Hypor ha decidido subir el listón en lo que respecta a la sostenibilidad medioambiental. Uno de los elementos clave para la reducción de la huella de carbono del sector es la introducción del denominado índice de conversión sostenible, ya que el índice de conversión implica mucho más que simplemente comparar el volumen de pienso suministrado con el volumen de carne obtenido. Continuar con las mejoras genéticas en lo relativo al índice de conversión es, sin duda, primordial; pero también tenemos que investigar sobre los efectos de ingredientes alternativos y programas de alimentación que generen menos emisiones, pues ambos elementos son necesarios para resolver el conflicto alimento-pienso-combustible.

Si bien mejorar el índice de conversión es la forma más eficiente de reducir el impacto ambiental del sector porcino, los cerdos siempre han sido considerados como los comelotodos y recicladores propios del medio natural. Tienen, pues, un enorme potencial en cuanto a la reducción del desperdicio de alimentos. Tirar alimentos o cualquier tipo de producto alimenticio implica también un desperdicio en el uso de la tierra, de la mano de obra, del agua y de todos los nutrientes invertidos en la obtención de dicho producto. Así que a la hora de medir el índice de conversión, resulta más sostenible añadir el impacto ambiental a la ecuación y pasar a hablar de un índice de conversión sostenible.

¡Únete!

¡Emprende este viaje con nosotros! Nuestro destino es sentar las bases de una genética porcina sostenible y, así, contribuir al logro de nuestro lema: Una mejor selección hoy para un futuro más brillante.

Artículos relacionados

, by
Genes de líneas de madres. ¡Está en sus manos!

Hypor, la unidad de porcino de Hendrix Genetics, tiene claro cuáles son las diferentes necesidades del ganadero, entre ellas el suministro de genes de líneas de madres. Teniendo esto en cuenta, Hyp...

, by
Inauguración de una nueva granja núcleo en Brasil como apoyo al abastecimiento seguro de genética de la máxima calidad

Hace ya muchos años que Brasil se perfila como una región con muchísimas oportunidades para el sector agropecuario. En lo que respecta a la producción porcina, es el cuarto mayor productor del mund...

, by
La Hypor Libra: una muestra de la importancia de la eficiencia en la reproducción

¿Cuántos lechones destetan sus cerdas al año? Esta pregunta es una de las más habituales cuando hablamos de la productividad de cualquier granja de cerdas. Pero son muchas las piezas que componen e...