Spain-Flag-in-a-wind.jpeg

Publicado el 29 de Octubre de 2019

El porcino español: un mercado destacado y en expansión

Si hiciésemos una lista de los principales exportadores de porcino a nivel mundial y los ordenásemos por orden alfabético según su nombre en inglés, España aparecería hacia el final, entre Rusia y Reino Unido. Sin embargo, si miramos los datos de crecimiento y potencial, no hay quien supere a España. Aunque a día de hoy es ya el mayor productor en Europa, esta enorme fábrica de porcino sigue apuntando aún más alto. Hasta dónde podrá llegar dependerá, en gran parte, de su capacidad para superar los retos y aprovechar las oportunidades que se le plantean.

«El éxito de España se debe a una combinación de varios factores», explica Nicolás Álvarez Hoggan, General Manager of South & Central East Europe en Hypor, la Unidad de Porcino de Hendrix Genetics. «Su modelo de negocio se basa en el desarrollo de sistemas de integración grandes y eficientes, con capacidad para suministrar producto suficiente para una industria de exportación de carne de cerdo de lo más próspera y, además, puede presumir de una gran cantidad de terreno agrícola y enormes oportunidades para la sostenibilidad del medio rural».

Ante este panorama, España no solo tendrá que hacer frente a las nuevas exigencias que le plantean la sociedad y los consumidores, sino también extremar las medidas de bioseguridad para evitar la propagación de enfermedades que podrían imponer restricciones a las exportaciones.

Jose 0498.jpg

«El principal reto al que se enfrenta España en estos momentos es el de evitar verse afectada por la peste porcina africana (PPA) y continuar incrementando las exportaciones de carne a otros países. Otro de los grandes retos es el de la imagen que genera la producción intensiva entre los consumidores y la presión que ejercen los grupos ecologistas frente a las macrogranjas.

Jose 0498.jpg
José Ángel Pedrido Rey
director de Customer Services de Hypor

Para hacer frente a todos ellos, la estrategia de Hypor pasa por la mejora continua de todos aquellos aspectos relacionados con el bienestar animal, la sostenibilidad, un uso sensato de los recursos y la potenciación de sistemas de producción respetuosos con el medio ambiente. En este proceso, la empresa se está posicionando a la perfección para cumplir con las demandas genéticas del mercado español.

«Por un lado, los productores de carne magra demandan finalizadores eficientes con buen índice de conversión, un extraordinario crecimiento y un buen rendimiento de la canal», dice José Ángel Pedrido. «Al mismo tiempo, los clientes Duroc buscan un macho que ofrezca una calidad de la carne superior en lo que respecta a grasa dorsal, grasa intramuscular y terneza».

En general, el ganadero español busca un cerdo bien equilibrado capaz de crecer sin necesidad de antibióticos y robusto ante una amplia gama de enfermedades y en todo tipo de condiciones de producción.

Así las cosas, Hypor parece ser la solución ideal.

«Nuestra Libra* nos permite ofrecer la cerda más equilibrada del mundo, y no hay quien supere a nuestro Maxter cuando hablamos de Piétrain de crecimiento», sostiene José Ángel Pedrido. «El Hypor Magnus produce la mejor carne con el coste más bajo; y nuestro Kanto, por su parte, es conocido por la excelente calidad de la carne que ofrece».

Y luego está, por supuesto, la «joya de la corona» española en cuanto a calidad de la carne: la cerda Ibérica. Hypor ofrece servicios de soporte de selección y mejora genética a productores de ibérico. Además, el Hypor Kanto se muestra como la pareja perfecta para esta cerda. De su combinación se obtienen productos premium muy demandados que ofrecen una atractiva rentabilidad.

Por otro lado, como país con grandes integradores, España prima otro atributo en el que Hypor destaca enormemente: la ganancia media diaria.

«El índice de conversión siempre ha sido una de las mayores prioridades para cualquier productor», comenta José Ángel Pedrido. «No obstante, debido al crecimiento del sector en el país y a la escasez de plazas de cebo, la ganancia media diaria (ratio de crecimiento) se está convirtiendo en un factor fundamental cada vez más demandado».

Hypor, además de ofrecer productos superiores y un servicio excepcional a los clientes, ha conseguido adaptarse a la perfección a los continuos cambios del mercado en España a lo largo de los últimos años.

«Dada la inmensa concentración de la producción en este país —las 20 empresas más grandes producen más del 40 % del total de la carne de cerdo— y a la vista de cómo se han disparado las exportaciones, las empresas genéticas han tenido que adaptarse para lograr ser rentables y responder a las demandas de los mataderos», dice Nicolás Álvarez Hoggan.

Al colaborar y ser proveedor de los principales agentes del sector, se podría decir que Hypor va por el buen camino.

Jose 0498.jpg

Hypor es una de las empresas líder en el mercado español, con presencia en diversas operaciones importantes. Seguimos apostando por incrementar nuestra cuota de mercado con nuestros clientes actuales y conseguir otros nuevos que nos permitan consolidar nuestra posición de liderazgo.

Jose 0498.jpg
José Ángel Pedrido Rey
director de Customer Services de Hypor

Con su estrategia, Hypor logra el máximo beneficio para sus clientes a diversos niveles.

«La gestión inteligente de nuestros productos nos permite ofrecer soluciones a la medida de las exigencias específicas de un mercado tan particular como el español, además de disponer de un sistema de distribución y suministro a nivel local», afirma Nicolás Álvarez. «Estamos también muy bien posicionados en cuanto a posibilidad de capitalización de la ingente cantidad de datos disponibles en España; y la genética porcina es, en resumen, datos. El desarrollo de sistemas para gestionar todos estos datos en colaboración con nuestros clientes nos permitirá el acceso a otra dimensión de la genética porcina».

A pesar de los enormes avances que Hypor ha logrado en el mercado español, podríamos decir que lo mejor está aún por llegar.

«En los últimos años hemos logrado avances extraordinarios en cuanto a índice de conversión, ganancia media diaria, nacidos totales y otros parámetros», dice José Ángel Pedrido. «Pensando en el futuro, vemos claro que otros elementos —como la selección genética, los big data o la termografía— abren un nuevo mundo de posibilidades y nos permitirán, sin duda, obtener animales más eficientes, sostenibles y resistentes».

No es de extrañar, pues, que España lidere la lista creciente de potencias en porcino, ni que Hypor se sitúe a la cabeza de las empresas genéticas que marcan dicho crecimiento.